viernes, 10 de mayo de 2013

Las Leyes Universales de la Persuasión Total

Las leyes que estas a punto de aprender, son el fundamento de el arte y ciencia de la persuasión e influencia.

Las Leyes Universales de la Persuasión Total


Estas leyes de persuasión operan por debajo de nuestros pensamientos conscientes. Son el gatillo que dispara el deseo en tu prospecto y que lo llevan a no poder resistirse a comprar tu producto o tu servicio.

Dejarte guiar por estas leyes te ayudará a controlar cualquier situación que envuelva una comunicación persuasiva y a beneficiarte de ella al 100%. También lograrás que al crear tu mensaje persuasivo, éste tenga todos los elementos de tensión emocional necesarios para generar un impacto en tu prospecto y que genere en él, el tan deseado TRANCE de compra.

Incorporar una combinación balanceada de estas leyes de persuasión en cada proceso de comunicación, en tus cartas de ventas, emails, video y presentaciones te permitirá estar en control permanente del resultado que buscas y de como tu prospecto va a responder en ciertas situaciones.

Poner en uso las leyes de la persuasión, te permite anticipar y programar cada emoción que pretendes hacer sentir a tu prospecto, y por supuesto controlar su efecto en él.

Las leyes de la persuasión son extremadamente poderosas, porque en ellas se resumen 2 puntos predecibles:

El primero, es lo que esperamos de la naturaleza humana y el segundo, es cómo las personas responden ante ciertas situaciones...

La mejor manera de poner estas leyes de la persuasión total a tu servicio, es entendiéndolas primero en su teoría, luego puedes comenzar a reconocer cuales de ellas son las que sin darte cuenta, ya usas intuitivamente cuando hablas o escribes, aún sin saber que las estas usando.

Posteriormente, harás un uso consciente de ellas cuando quieras transmitir el mensaje.

Lo que te anticipo que te va a suceder, es que finalmente no tendrás que pensar más en las leyes de la persuasión, porque sencillamente terminarás usándolas de manera intuitiva, pero de una manera diferente, porque al conocerlas podrás estar consciente del resultado que buscas y se volverán en tí, tu segunda naturaleza.

La Ley de la Disonancia

Las personas tienden a actuar naturalmente de una manera consistente con sus creencias, valores y actitudes. Cuando esta armonía o consistencia se rompe, las personas entran en un estado de incomodidad o disonancia cognitiva y naturalmente buscarán ajustar sus comportamientos y actitudes para ganar de nuevo esa CONSISTENCIA o CONSONANCIA mental y emocional y retornar a la armonía.

La Ley de la Reciprocidad

Esta ley también se conoce como la ley de la obligación. Esta ley dice que cuando alguien hace algo por nosotros, nosotros sentimos una necesidad urgente de retornar el favor.

Culturalmente, retornar el favor nos hace librarnos de la obligación creada inicialmente, cuando esa otra persona nos hace un favor primero.

Incluso cuando ni siquiera hemos pedido un regalo o una invitación, nos sentimos comprometidos y en necesidad a devolver el favor. No retornar el favor, nos hace sentir en deuda.

La Ley de la Validación Social

Los seres humanos somos criaturas sociales. 

Todos llevamos dentro de nosotros el deseo de pertenecer y de ser aceptados en un grupo social. 

Es tan fuerte en nosotros ese sentido de pertenencia social, que entre mas personas encuentren una idea, o una tendencia o una posición, una moda como correcta, mas correcta se vuelve esa misma idea en nuestra mente. 

Las personas permanentemente buscamos encontrar lo que otros están haciendo, como una manera de validar nuestras acciones. Este es el método por el cual decidimos lo que es un comportamiento “correcto”.

La Ley de la Escasez

La ley de la escasez juega un rol fundamental en el proceso de persuasión. 

Las oportunidades son mas valiosas, mas apetecidas y excitantes cuando son escasas y más difíciles de conseguir. 

Entre más escasez de algo en particular, mas se aumenta su valor y más grande es la urgencia de tenerlo. 

La escasez nos anima a actuar rápido, por miedo a quedarnos por fuera y perdernos la oportunidad. Como consumidores, tenemos una regla de oro. 

Si es raro o escaso, debe ser bueno y valioso.

La Ley del Contraste

La Ley del contraste explica como nos afecta cuando estamos expuestos a 2 alternativas completamente diferentes en una rápida sucesión, es decir cercanas en tiempo y espacio. 

Y cómo el contraste de estas 2 alternativas puede distorsionar o amplificar nuestra percepción.

Cuando 2 artículos son relativamente diferentes el uno del otro, los veremos aun más diferentes si los 2 artículos están cerca en tiempo y espacio. 

Puedes usar este contraste para hacer que tu audiencia se enfoque en tu objeto de persuasión, es decir, en tu producto o en tu servicio.

La Ley de la Asociación

La ley de la asociación dice que tendemos a aceptar y a gustar de productos, servicios o ideas que están endosadas o patrocinadas por otras personas que nos gustan o que respetamos.

Es decir, si nos gustan las personas que de alguna manera se conectan con un producto, en nuestras mentes hacemos una asociación positiva al producto que ellos endosan.

Esto no es necesariamente un proceso lógico, de hecho es una asociación en tu subconsciente y no es racional.

La Ley del Envolvimiento

La ley del envolvimiento sugiere que entre más logres involucrar los 5 sentidos de tu prospecto, envolverlo tanto mentalmente como físicamente y crear la atmósfera correcta para la persuasión, más efectivo y persuasivo será tu resultado. Entre más involucrado esté tu prospecto en tu propuesta de marketing, menos distancia psicológica habrá entre inicio y final de la compra.

Como persuasor, tu objetivo es ayudar a tu prospecto a dar un paso a la vez, que lo acerque a tomar acción.

La Ley del Poder

La ley del poder nos dice que las personas podemos tener poder sobre otras personas hasta el grado de ser percibidas como personas de gran autoridad, fuerza y experiencia. 

Entre más poder poderosa en estos sentidos la persona sea percibida, mas fácilmente sus peticiones son acatadas y aceptadas. 

Siendo tu una figura de autoridad, que demuestras que dominas el tema y que puedes aconsejar a otros y ayudarlos a solucionar sus problemas y frustraciones, te pone en un lugar privilegiado, como alguien experimentado y bajo esta figura es también mucho mas fácil persuadir.

La Ley del Balance

La ley del balance nos habla del equilibrio entre la mente lógica y la mente emocional cuando queremos persuadir. 

En persuasión, nuestro mensaje debe enfocarse en emociones. Sin embargo debes ser capaz de mantener un balance entre la lógica y los sentimientos. 

Estos 2 elementos al combinarse hacen una perfecta mezcla que es ideal en tu dinámica de marketing persuasivo.

Buscar en este blog más información