domingo, 5 de mayo de 2013

Un cliente quiere tu producto


Esto parece muy simple, pero TEN CUIDADO!



Hay mucho peligro en este área.

El mayor peligro ocurre cuando tu quieres vender un producto que aparentemente “TODOS NECESITAN”

Tratar de persuadir a TODOS en marketing, puede costarte muchísimo dinero y casi siempre conduce al fracaso. Lo que debes hacer es definir GRUPOS DE CLIENTES que tengan caracterísiticas típicas a las que puedas apuntar. Esto se conoce como NICHOS.

Entre más CERRADA es la definición de tu mercado, más fácil es hacer marketing persuasivo.

Por ejemplo: Personas que necesiten los servicios de un Contador Público (o una compañía de
contabilidad ) pueden ser muy difíciles para dirigirles un mensaje de marketing, debido a lo
amplio del espectro.

Pero si logras angostar o cerrar tu nicho a personas que tienen problemas de impuestos, ahora
tendrás un TARGET más definido al cual apuntar tu mensaje persuasivo.

Crear un mensaje persuasivo a un segmento del mercado específico es mucho mas fácil que
tratar de crear un mensaje que “les quede bien a todos” o un mensaje “Talla Única”.

Buscar en este blog más información