martes, 14 de abril de 2015

La diferencia entre motivar y dar motivos

A todos los que tienen un buen sitio web en Internet los felicito, a los que no lo tienen aún los invito a que lo hagan.

En este mundo tan competitivo es de suma importancia tener un blog en Internet para dar más personalidad a sus negocios, ya no basta con solo tener una página estática donde se encuentran los datos de nuestro negocio físico y de lo que trata nuestros negocios.


En estos días, tener a uno de los mejores asesores de negocios en Internet como fuera de la red es muy importante, es por eso que necesitamos apegarnos a las personas que más saben del tema del que nos gusta hablar y pedir ayuda o consejos.

La motivación es muy importante en todas las personas, yo veo que hay muchos que tienen la vocación pero les hace falta la iniciativa para hacer las cosas, esto se debe a que no tenemos la capacidad para valernos por nosotros mismos y nos hace falta un líder, aquí es donde se acomoda el asesor de ventas y el impulsor de nuestros negocios.

Para esto debes tener en cuenta dos conceptos muy importantes; motivar y dar motivos a las personas para que hagan las cosas.

En las conferencias siempre se dan muchos motivos y con el paso de los días estos se desvanecen debido a que nuestra forma de ver las cosas ha cambiado y por lo general esto pasa con la mayoría de las personas, inconscientemente quieren ser guiados por otras personas; por un líder, aunque en si en su interior tengan la capacidad para valerse por si mismos.

Si quieres motivar fíjate en las personas que pueden, saben y  quieren lograrlo, lograr sus objetivos.

Si puede es porque tiene las capacidades de lograr y terminar sus tareas impuestas a diario. Entonces diremos que tiene integridad motivación y formación de líder, o sea que puede hacerlo.

Si sabe es porque tiene estrategia, las herramientas, el conocimiento, el entrenamiento, las tácticas y la habilidad, así como que conoce muy bien el producto y el mercado en el que está implicado, la competencia, los precios, la clase de clientes; lo que están dispuestos a pagar, el mercado, marketing, negociación, comunicación, ventas, entre otros aspectos.Un líder es responsable de que su personal cuente con todas esas características.

Querer es poder, piensa en ti mismo si esto no va contigo, si quieres puedes lograrlo, aún a pesar de que veas todo negro por delante.

En lo laboral primeramente está el dinero, pero también hay que motivarlos y hacerles ver que en tu empresa hay futuro, y ese futuro depende de sus mismos esfuerzos, resultados y de sentirse bien con
ellos mismos; respetados, reconocidos, que se sientan tomados en cuenta en la toma de ideas y al dar sus puntos de vista y sus inquietudes, que vean que les importas y que son pieza clave dentro de la empresa.

Todos tenemos objetivos y cosas más importantes que otras en la vida.

Algunos son motivados por ir directamente hacia sus sueños y otros por ir en contra de sus sueños, esto debido a la forma de pensar de cada persona y la forma de ver las cosas en la vida.

Si motivas a las personas siempre tendrás buenos resultados, si no quizá si tengas buenos resultados pero no la calidad del buen producto que a largo plazo afecta.

A cada meta que quieras lograr debes establecer motivos para que estas se cumplan, siempre motivos buenos donde la gente no se sienta tan presionada; motivarlos con bonos extra.

Jamás hagas cambios radicales de un día para otro en tu empresa ya que las personas se sentirán malhumoradas y con ello estresados, esto los hará desmotivar, siempre empieza con cosas sencillas, con lo que tengas a la mano, lo más sencillo.

La honestidad ya es algo muy personal que implica los valores de cada individuo adquiridos en toda su vida y tu no tienes culpa si alguna persona falla como trabajador honesto, en caso de deshonestidad pues no queda más que aplicar las sanciones pertinentes.

La honestidad en las ventas es muy importante para tener un buen equipo de trabajo y muy funcional a la hora de acomodar el producto con el cliente.

Mi misión como vendedor es hacer que las personas tomen buenas decisiones y logren sus metas, ayudándolos a que obtengan lo que necesitan y desean, dándoles asesoría y acompañándolos paso por paso.

Si tu les das a las personas lo que desean y necesitan y repites este proceso con la mayor cantidad de personas posibles por corolario obtendrás lo mismo en tus planes; todo lo que deseas y necesitas.

Así es la ley de los cactus de Aloe vera en la historia de los leprosos.

Todos como líderes tenemos la obligación ante cualquier persona tanto si está por encima de nosotros en la jerarquía de una empresa o por debajo en algún puesto de motivar y dar motivos para que se cumplan las tareas.

¿Crees tu que las grandes empresas no tienen este mismo tipo de protocolos para desarrollar sus negocios?

Claro que los tienen ¿Como crees que te miran las personas de tu empresa siendo líder de equipo?

Ser líder es ser maestro, gurú, responsable del equipo.

Así funciona hasta en la familia.

Si les dices a cada persona lo que vas a hacer por ellos, como los vas a ayudar para que alcancen sus metas, al mismo tiempo que dices como vas a ayudar a la empresa a que llegue a la meta establecida, al cliente a que vea que lo que obtendrá es bueno y lo que tu vas a alcanzar estarás en un nivel mucho más allá de un simple líder de trabajo.

Diles lo que tu harás por ellos, tus compromisos con ellos, a donde van a llegar tu y ellos y como se lograrán esas metas en conjunto que los beneficiarán a todos por igual.

Ver a un supervisor de ventas, a un líder de equipo, a un jefe de trabajo, a cualquier conferencista decir estas cosas ¿Piensas que no reaccionarán de manera positiva tus oyentes?

Que tu equipo pueda, sepa y quiera es tu responsabilidad como líder de la empresa o de tu equipo de trabajo, es tu desafío y aquí tienes las pautas para hacerlo.

Buscar en este blog más información