miércoles, 25 de julio de 2018

Por que compramos lo que compramos

Por que compramos lo que compramos
¿Ocupas lo que quieres comprar?
¿Por Qué Compramos lo Que Compramos?

"El 98% de los seres humanos compramos productos o servicios emocionalmente y luego justificamos dichas compras lógicamente".

Permíteme repetirlo:

"El 98% de los seres humanos compramos productos o servicios emocionalmente y luego justificamos dichas compras lógicamente".

Los inversores y comisionistas en la Bolsa de Valores se caracterizan por tomar decisiones de miles o cientos de miles de dólares basados en información limitada y emocionalmente cargada.

¿Recuerdas cuando estalló la burbuja Internet a comienzos del siglo? Pues bien, tus clientes hacen exactamente lo mismo.

Me sorprende sobremanera que los inversionistas compren miles o cientos de miles de dólares en acciones de una empresa basados en información SUPERFICIAL de las operaciones de la misma, de la capacidad de los directivos, de las estrategias para ganar segmentos de mercado, del plan de marketing y de muchos de los factores que afectan el desempeño a largo plazo de dicha empresa.

He conocido inversionistas que investigan todas las posibles formas de ahorrarse unos cuantos céntimos a la hora de comprar sus golosinas favoritas en el supermercado local y simultáneamente compran cincuenta mil dólares en acciones de una empresa basados en un artículo de la prensa local.

Es psicología de las masas, 'ellos no quieren ser los únicos que no poseen determinada acción que ellos piensan que todo el mundo posee'.

Aún dichos inversores que jamás soñarían en cerrar un negocio sin la debida investigación previa, compran miles de dólares en acciones bursátiles basados en rumores y consejos de su asesor financiero.

¿Captas la idea?

El punto al que quiero llegar es:

La gente compra PRIMERO por que d-e-s-e-a-n y SEGUNDO por que lo n-e-c-e-s-i-t-a-n.

Las ventas bajo presión NO son necesarias siempre y cuando entiendas a cabalidad qué es lo que hace que la gente compre. De hecho, es muy poca la labor de venta que tendrás que hacer.

Te garantizo que si tu producto está bien presentado; si tiene una buena oferta (bajo los estándares del mercadeo de respuesta directa) y logras justificar el precio en tus textos promocionales, tu labor ha terminado... permite que tus clientes se vendan a sí mismos.

Un saludo cordial.

Manuel Verdugo


Necesitas profundizar más en el tema, sigue este blog para más información.