miércoles, 22 de agosto de 2018

Comienza con quién

Comienza con quién
Dejas para mañana lo que puedes hacer hoy y...
En vez de decir; ¿qué quiero vender?, ¿Qué quiero promocionar?, ¿Qué servicio voy a brindar?, ¿Cuánto voy a cobrar?, ¿Qué?, ¿Qué?, ¿Qué? Y más ¿qué?, mejor busca a quién vas a beneficiar.

Deja de hacerte las preguntas con ¿qué? y empieza a hacerte preguntas con ¿quién? ¿A quién voy a servir? Esta pregunta es mucho más importante y valiosa.

Puede ser que tengas un negocio de relojes. Tu mensaje debe ir dirigido en diferente manera de entre un pescador interesado en tus relojes y un agricultor interesado en tus relojes.

Por eso es importante saber a qué se dedican las personas, la edad, cuánto ganan, lo que les gusta, lo que quieren, con lo que sueñan, dónde viven, las problemáticas que los abordan, para saber que clase de reloj te pueden comprar o si te pueden comprar un reloj caro que haga valer la pena los esfuerzos en marketing y publicidad.

Ya te puse el ejemplo del pescador y el agricultor, ahora; para regalos del 14 de febrero, ¿cómo le harías llegar tu mensaje en una tienda de regalos a un hombre y a una mujer? ¿En un aniversario de bodas como le haces llegar el mensaje a un hombre y a la mujer? O una mujer comprando sola para consentirse.

¿Captas la idea?

Un saludo cordial.

Manuel Verdugo


Hazte estas preguntas y otras que se te ocurran.