miércoles, 29 de agosto de 2018

Las Cartas de venta de Robert Collier

Las Cartas de venta de Robert Collier
Robert Collier
El libro de las cartas de venta de Robert Collier contiene un montón de ejemplos sobre como fue por decirlo de una manera pelando una cebolla hasta llegar al centro y desmenuzarlo.

Antes de él no había nada sobre temas de marketing de respuesta directa.

En el tema de cartas de venta, que por supuesto estaban los vendedores, libros sobre como vender ciertos productos.

Pero él no quería técnicas, él quería principios que fueran aplicables a cualquier mercado, desde un psicólogo que quiere conseguir más clientes en su consulta, hasta un gran empresario que quiere vender más unidades de sus tractores, por darte simplemente un ejemplo.

No puedes dar leyes en mercados tan distintos, pero; si puedes dar principios.

Una vez que tu interiorizas los principios y de eso es de lo que habla Robert Collier, es cuando los textos comerciales, van saliendo más fluidamente.

Eso es lo genial de este libro, está plagado de ejemplos, de sus propias cartas y él las va analizando una a una diciéndote el principio de por qué esa carta fue exitosa.

Porque Robert Collier no sólo vendió libros, también vendió impermeables, revistas especializadas, boletines que nosotros no conocemos tanto, pero; que en EU son muy famosas y te dan informes de marketing, informes de bolsa, informes de industrias especializadas.

Son boletines, no muy largos, 5 o 6 páginas, algunos son de una página pero que se venden por cantidades muy altas, porque contienen información privilegiada.

Este fue el tipo de productos que vendió Robert Collier. Pero, claro, como vendió tantos productos, no le servían técnicas específicas.

Lo que hizo fue desglosar principios que le sirvieron a él y que nos sirven a nosotros, independientemente del nicho en el que estemos trabajando.

Lo que hizo Robert Collier también aplica a los precios, no vendía un libro de diez dólares como un producto de mil y eso también ocurre en Internet.

Si nos dedicamos al marketing por Internet o al asesoramiento, podemos cobrar precios caros, porque el valor que estamos dando es realmente alto.

Un saludo cordial.

Manuel Verdugo


Luego vemos sobre lo que hacía Robert Collier sobre los precios en los productos.