Cargando...

El capítulo perdido de El increíble mundo de Gumball

El capítulo perdido de El increíble mundo de Gumball
Creepypasta de Gumball.

Bienvenidos a un nuevo artículo de terror mis estimados lectores. Hoy volvemos al universo de los dibujos animados, y vamos a hablar del episodio perdido y terrorífico de El increíble mundo de Gumball

¿Preparados? 

Sarah estaba tan tranquilo en el sofá de su casa viendo Adult Swim. Sin darse cuenta era tan tarde que la programación televisiva ya iba a terminar, sólo quedarían anuncios publicitarios. Nunca había estado frente al televisor hasta esa hora, así que decidió quedarse hasta el final. 

Pero, cuando creía que había llegado el momento, se sorprendió al ver que en la parte de abajo de la pantalla anunciaban un episodio especial de El increíble mundo de Gumball, la serie favorita de su hermano. 

Se quedó a verlo y nada más comenzar se dio cuenta de que algo era diferente. El logotipo de la serie tenía los colores más apagados, como opacos. Pero lo que más llamó su atención fue el título: El duelo

El capítulo comenzó con Gumball, de doce años en una esquina del colegio. Había poca luz, pero se veía que estaba muy triste y tras las ventanas se adivinaba que era de noche, lo que le resultó muy extraño. 

De repente, la escena cambió y se trasladó a su casa. Se podía ver a Richard, el padre de Gumball entrando en la cocina totalmente vestido de negro y con aspecto triste. Y de repente se dejó caer en el sofá para empezar a llorar intensamente. Ese llanto fue lo único que rompió el silencio que reinaba en el capítulo. 

Todo era muy extraño, la serie normalmente era muy alegre, pero eso estaba siendo muy perturbador. Richard seguía llorando en el sofá cuando Sarah pudo ver también a su mujer, Nicole. Ella tampoco llevaba su habitual ropa, iba vestida de negro. Se sentó junto a su marido, intentando consolarlo, pero también se veía triste. El llanto de aquél hombre hacía que hasta el propio Sarah se sintiese mal, era demasiado realista. 

Esa escena terminó y la acción se volvió a situar en la escuela, concretamente en la oficina del director. Los padres de Gumball estaban allí, con su ropa habitual y con cara de preocupación. 

El director les informó que sus hijos Anais y Darwin habían desaparecido. Después de muchas horas habían dado con ellos en el bosque, muertos. 

Y la cosa no terminó ahí, el director dio toda la clase de detalles de sus fallecimientos. Los padres estaban en shock, y Sarah se vio tentado a apagar la televisión. Estaba siendo demasiado para él. Pero la curiosidad le pudo y decidió quedarse. 

La siguiente escena era otro flashback. Se situó justo en el momento en que los profesores alertaban a la policía de la desaparición de los pequeños. Después de revisar la escuela y no encontrar nada. 

En el episodio se veía como se adentraban en el bosque más próximo, junto a un árbol y dentro de una caja encontraron la cabeza de Anais. En el mismo recipiente había también una nota que parece que conducía al siguiente hallazgo. 

Poco después se veía como encontraban el cuerpo de Darwin, desmembrado y sin ojos. Era absolutamente horrible aquella imagen, tanto que Sarah tenía los ojos completamente cerrados. 

Además; la imagen era demasiado realista, no parecían dibujos animados

Justo al lado encontraron también lo que faltaba del cuerpo de su hermana. Tenía un enorme agujero en la panza, como si su estómago hubiera sido arrancado. 

El capítulo perdido de El increíble mundo de Gumball
Capítulo especial de Gumball.

¿Cómo la colorida serie se había convertido en eso? 

Sarah se sintió tan mal que tuvo que correr al baño para vomitar. Estaba tan confundido con lo que acababa de ver que no dudó en googlearlo para ver si en alguna página de cine hablaban de este episodio. 

Pero no encontró nada, no había ni rastro de El duelo por ninguna parte. 

Llevaba un buen rato preguntándose a sí mismo si alguien más estaría viendo aquél extraño episodio

Así que sin pensarlo mucho, llamó a su hermano Darwin. Este descolgó el teléfono bastante enojado, era tardísimo y le había despertado. 

Sarah le pidió que pusiese en Cartoon Network para ver si podía ver lo mismo que él. 

Su hermano, a pesar del enfado inicial le dijo que se levantaría a ver. Así que se quedó a la espera mientras miraba a su televisor. 

La serie ya había vuelto del descanso publicitario y ahora se encontraba de nuevo en la oficina del director. 

Preguntó a Darwin a través del teléfono si podía ver lo mismo que él. Pero para sorpresa suya, su hermano le dijo que no veía nada de eso. En su televisión sólo echaban un viejo episodio de Looney Tunes

Sarah se quedó en shock, ¿cómo era posible? 

Se asustó tanto que corrió al televisor para presionar el botón de apagado. Apretó tan fuerte los mandos que no conseguía apagarlo, y tampoco funcionó desenchufar el aparato. 

Aquello era una terrible pesadilla, no podía ser real. 

Se había levantado con tanta prisa que su teléfono acabó en el suelo y su hermano terminó colgando. Estaba sólo una vez más. 

La puerta de la calle estaba cerrada con llave y decidió encerrarse también en la habitación. Creyó que lo más sensato era llamar a la policía. Aquella situación no era normal y estaba en peligro. 

Mientras todo esto sucedía, el episodio siguió. Los padres todavía seguían hablando con el director. La madre preguntaba por el estado de salud de Gumball, puesto que nadie les había hablado de él. 

Pero el director puso una cara rara y le dijo que pensaba que Gumball estaba en casa. No había aparecido en el colegio ese día. 

La madre empezó a llorar desconsolada, mientras el padre dijo que Gumball había subido al autobús escolar esa mañana. Habían observado en él un comportamiento raro, pero no le habían dado importancia. 

Desde el colegio volvieron a llamar a la policía, que registró todo el edificio en busca del pequeño. Lo encontraron en una clase, colgando de una soga, con un cuchillo cubierto de sangre justo a su lado. 

El episodio terminaba con la imagen del cadáver de Gumball. Le siguieron una serie de créditos raros, sin la música característica. 

Después de que la pantalla se quedase completamente en negro, Sarah pudo ver unos clips de vídeo impactantes. Una persona vestida como el Doctor de la plaga, un gatito siendo aplastado por los tacones de una mujer y por último, una imagen de un niño pequeño, muy parecido a su hermano a quien le disparaban con un revólver. 

La persona que disparaba era igual que su padre. En ese momento Alan empezó a llorar completamente desconsolado. 

A lo lejos se escuchaban ya las sirenas de la policía. 

Cuando registraron la casa, apenas pudieron encontrar nada que probara lo que les estaba contando. 

Pero él había grabado parte del episodio, así que empezó a mostrárselo a los agentes, que ahora si le creían. 

Pero cuando estaban allí, empezaron a llegar más y más coches de la policía. 

Su hermano pequeño había desaparecido y sus padres eran los principales sospechosos. 

Todo era una horrible pesadilla y parecía que aquella serie era una especie de premonición. 

Con el tiempo Sarah siguió con su vida e incluso consiguió contactar con los responsables de aquél terrible episodio, pero ellos sólo se responsabilizaban de una parte del mismo. Parece que había sido manipulado con posteridad. 

La mayor parte de la gente seguía sin creer lo que había visto aquella madrugada. Pero él no dejaba de tenerlo presente ni un sólo día de su vida. 
Creepypasta 3152565304829013168

Publicar un comentario

Se pueden publicar vídeos o imágenes con el siguiente formato: [img]enlacedesuimagen[/img] o [video]enlacedeyoutubeovimeo[/video]

emo-but-icon

Página Principal item

Publicaciones al azar

Seguir en Blogger