Cargando...

El pombero

El pombero
La leyenda del pombero.

Este nuevo artículo de terror también está inspirado de las leyendas populares. 

Esta vez les contaremos de El Pombero; una especie de espíritu de la mitología Guaraní. Este mito es propio de la riqueza cultural de Paraguay, Argentina y Brasil. 

Se dice que  El Pombero es un ser más bien bajo, fornido, retacón y poco agraciado, con las manos y pies velludos, lo que hace que sus pisadas no se escuchen. Tiene aspecto andrajoso y muchas veces, suele llevar un sombrero de paja y una bolsa al hombro. 

Habita en los bosques o casas abandonadas, anda de noche, viajando por todas partes. Anuncia su presencia con un silbido agudo en medio de la callada noche. 

También; si escuchas a las aves piando cuando cae el sol, es una forma de saber que El Pombero está muy cerca. 

Se dice que si se imita su silbido, El Pombero puede contestar de manera enloquecedora. Para no ofenderle; nunca se debe silbar a altas horas de la noche o pronunciar su nombre en voz alta, porque esto lo enoja, se vengará molestando o ensañándose. 

Normalmente es un duende travieso lleno de ocurrencias. Puede hacer pequeñas fechorías, como soltar a los animales del corral, robar los huevos o asustar a los caballos. 

Pero también se puede convertir en un ser muy peligroso, le gusta tirar piedras y asustar a la gente hasta morir. 

Puede hacerse invisible cuando quiere y dejarse sentir por un toque de sus manos velludas, que producen un profundo escalofrío. 

También puede deslizarse por los espacios más estrechos, pasar por el ojo de una cerradura, correr a cuatro patas, imitar el canto de las aves; especialmente las nocturnas, el silbido de los hombres y de las víboras y el aullido de los animales. 

El Pombero puede llegar a ser tu mejor amigo o tu peor enemigo según nos comportemos. 

La persona que lo quiere tener de su lado, tiene que hacerle ofrendas de tabaco, miel o caña. 

Generalmente; la gente que trabaja en el campo, le pide favores como hacer crecer los cultivos en abundancia o cuidar de los animales de corral. Pero hay que tener cuidado; después de pedirle un favor no debes olvidarte jamás de hacer la misma ofrenda todas las noches durante 30 días. Porque si te olvidas, despertarás su furia. 

Si El Pombero se convierte en tu enemigo estás expuesto a innumerables peligros dentro del bosque, porque siempre con engaños intentará que nos perdamos en la espesura. 

Algunas veces provoca extraños y peligrosos accidentes dentro de los ranchos. 

Aunque las versiones modernas suelen hablar de El Pombero bajito y retacón, también existen las historias de  El Pombero genio y protector de los pájaros en la selva, que se presentaba a los niños cazadores como un hombre muy alto y delgado. 

En lo que todas las leyendas coinciden, es que la función principal de El Pombero es la de cuidar los montes y los animales salvajes. 

Este espíritu del bosque se enfada si algún cazador mata más presas de las que consumirá. Si eso ocurre; se transforma en cualquier animal o planta y con enredo se induce al culpable a internarse en las profundidades del monte, donde se pierde. 

Además; en algunos lugares se lo conoce como el responsable del nacimiento de los niños extramatrimoniales. 

El duende llega de noche a la casa donde se encuentran mujeres solas y si ellas no le dan un cigarrillo y un poco de vino, con sólo tocarles el vientre las deja embarazadas. 
 
El Pombero tiene diversos nombres dependiendo de la región, como Cuarahú-Yara; que significa Dueño del Sol, Karai-Pyharé; Señor de la Noche, Pomberito, Pyrague, Pies Peludo o Cho Pombe

Muchos testigos afirman haber visto al duende del bosque en la actualidad. 

Recuerda que no debes abusar de la naturaleza si no quieres enfadarlo y que el lance su ira contra ustedes y si haces algún trato con el, no se olviden de cumplirlo. 

Leyendas 1584493646201776306

Publicar un comentario

Se pueden publicar vídeos o imágenes con el siguiente formato: [img]enlacedesuimagen[/img] o [video]enlacedeyoutubeovimeo[/video]

emo-but-icon

Página Principal item

Publicaciones al azar

Seguir en Blogger