Cargando...

El origen de Eyeless Jack

El origen de Eyeless Jack
El origen de Eyeless Jack.

Jack era un adolescente tranquilo que trabajaba en un periódico local en Louisville, Kentucky. Un día, su jefe anunció que Estados Unidos había entrado en la Segunda Guerra Mundial y Jack se alistó en el ejército para luchar por su país.

Fue destinado a Bélgica y al poco tiempo se hizo amigo de un inglés llamado Louis, que también se había alistado.

Jack y Louis se hicieron uña y carne, incluso llegaron a llamarse entre ellos hermanos. Los jóvenes estaban a punto de lanzarse hacia las líneas enemigas, pero los nazis se movieron antes ese día. Atacaron sin piedad alrededor de la base, la metralla entró en los ojos de Jack provocando que se quedase ciego.

Durante la batalla, Louis recibió un disparo. Ambos fueron enviados a un hospital de campaña a unos pocos kilómetros de distancia de la línea enemiga.

Jack no aguantaba el dolor de los ojos, ardían demasiado. Los médicos tomaron una medida drástica y dramática y le quitaron los ojos.

Aun estando ciego y pudiendo volver a casa para recuperarse, Jack se negaba a abandonar a su preciado amigo.

A Louis lo atendía una encantadora enfermera llamada Betsy, pero aunque puso toda la dedicación del mundo, Louis no mejoraba, necesitaba un nuevo riñón.

Viendo la desesperación de Jack por querer salvar a su amigo uno de los médicos le habló de la posibilidad de realizar un transplante. Jack no lo dudó por un segundo.

El trasplante no fue exitoso y Louis falleció aunque Jack si sobrevivió. En su último día de vida, permanecieron agarrados de la mano. Louis dió su último aliento en esa cama.

Jack quería llorar, pero ya no tenía ojos para poder hacerlo, así que se mordió el labio hasta que sangró.

Las tropas se desplegaron hacia otra ubicación, pero Jack no pudo moverse durante 3 días y se quedó con los últimos soldados allí postrado.

Llegó un telegrama de Betsy indicándole dónde habían enterrado los cuerpos de los soldados muertos. Jack se acercó al lugar y se despidió. Decidió volver a su hogar en Estados Unidos. Pero solo más tristeza le esperaba allí.

Cuando llegó, su madre lo recibió con lágrimas, no quedaba nada de la mujer alegre y llena de energía que había sido.

Marcus, el hermano de Jack que trabajaba en una fábrica de armas había fallecido hacía unas semanas a causa de unas extrañas partículas que impregnaban el aire de la fábrica. Se rumoreaba que se realizaban experimentos secretos.

Su madre no tardó en fallecer de pena. Jack se había quedado solo. Su padre había muerto de tuberculosis cuando él era niño.

El jefe de Marcus se apiadó de él y decidió darle un trabajo en la cadena de producción de la fábrica. Jack no tenía ilusión, no había nadie para consolarlo, estaba incompleto mental y físicamente, había perdido la vista, un riñón y a todos los que amaba.

Timmy empezó a trabajar en la fábrica unos días después que Jack, era un par de años más joven que él, le recordaba mucho a Louis, ayudaba a Jack con sus problemas con la ceguera y siempre intentaba que se sintiera agusto.

La vida parecía que mejoraba para Jack, aunque el trabajo en la fábrica era duro, el aire siempre estaba demasiado cargado y su cuerpo se resentía.

Una tarde Timmy estaba jugando con una de las armas de muestra que fabricaban, él no sabía que estaba cargada, sin querer apretó el gatillo y disparó a Jack, la bala atravesó su garganta. Sus cuerdas vocales y la tráquea fueron destrozadas en un milisegundo. Su cuerpo cayó a una tina con un líquido extraño, notaba como su cara iba desgarrándose al entrar en contacto con el líquido, pero, para su sorpresa, seguía vivo.

¿Cómo podía pasar eso?

El destello repentino del disparo le había provocado algo en su mente que le hizo olvidar todo lo que le había ocurrido antes de su muerte.

Jack perdió la cabeza, había cambiado. Nació en él una poderosa ansia de completarse, necesitaba ojos, riñones…

… Sus cuencas vacías empezaron a gotear un extraño líquido oscuro.

Timmy estaba delante sin poder creer lo que pasaba, se convertiría en su primera víctima, esos riñones jóvenes tenían muy buena pinta.

Había nacido Eyeless Jack, una criatura sanguinaria a la caza de vísceras que solo necesita una capucha negra, una máscara azul y su bisturí para saborear tus órganos.

Bibliografía

Creepypasta 8813651756134569647

Publicar un comentario

Se pueden publicar vídeos o imágenes con el siguiente formato: [img]enlacedesuimagen[/img] o [video]enlacedeyoutubeovimeo[/video]

emo-but-icon

Página Principal item

Publicaciones al azar

Seguir en Blogger