Cargando...

5 terroríficos rituales de invocación

5 terroríficos rituales de invocación
El juego de la escalera

Es seguro que como buenos amantes del terror, muchos de ustedes ya están pensando en la noche de brujas o Halloween; en lo personal me gusta más pensar en el día de muertos del 1 de noviembre, soy mexicano y la tradición es 100% mexicana mas que nada. 

Hoy tendrás un anticipo de lo que será la semana más terrorífica del año. ¿Qué les parece recordar los juegos de invocación más famosos y aterradores del blog? 

El juego de la escalera, el juego de la ventana, el juego de las cartas, el ritual coreano del juego del ascensor y el juego del armario. 

¿Están listos? Que comience el terror. 

Esta ves se las vamos a poner un poco más difícil para pasar auténtico miedo, porque les traemos un desafío, el sobrecogedor juego de la escalera

Se trata de un siniestro ritual que lleva tiempo circulando por los foros y que no les habíamos contado hasta ahora por lo peligroso que resulta. Pero muchos nos han insistido, así que aquí lo tienen ya. 

Eso si; no recomendamos para nada que los pongan en práctica y si lo hacen, por favor tengan mucho cuidado. 

Para este juego, solo se necesitan un par de requisitos muy sencillos, se puede hacer a cualquier hora del día, aunque para que funcione mejor, se recomienda que sea de noche o con poca luz. 

No podemos llevar con nosotros ningún objeto o arma para defendernos, solo un trapo o venda para cubrirnos los ojos para no ver absolutamente nada. 

Eso nos mantendrá a salvo y por último, como es lógico, necesitaremos un tramo de escaleras. El número de peldaños no importa. 

Para dar comienzo al ritual, tenemos que ponernos delante del escalón más bajo y recitar estas palabras: 

Hoy me presento ante ti Lucifer, ábreme las puertas de tu reino. 

Hay que repetir esta frase seis veces para estar bendecidos y poder traspasar el umbral del juego. 

A continuación, respiramos profundamente para juntar fuerzas y nos ponemos una venda en los ojos que nos impida ver nada a nuestro alrededor. 

Por fin, damos un paso al frente, y comenzamos a subir la escalera. Iremos contando uno por uno cada peldaño que subamos hasta llegar al final. 

Este punto es muy importante, tenemos que memorizar el número que hemos obtenido, después daremos la vuelta y volveremos a bajar todos los peldaños. Una vez más contándolos uno por uno hasta llegar al final. 

Aquí es cuando llegamos a un punto sin retorno, si el número de escalones que contamos a la bajada es el mismo que el de la subida, es que hemos fallado y tendremos que intentarlo de nuevo, volviendo a empezar desde el primer paso. 

Sin embargo; si hemos contado un escalón más, tenemos que prepararnos, porque ha comenzado de verdad nuestro viaje al inframundo. 

Subimos los escalones otra vez y serán los mismos que contamos al principio pero al bajar veremos que el número de peldaños ha vuelto a aumentar y así sucesivamente en los próximos descensos. 

La escalofriante realidad es que en cada uno de ellos, nos iremos acercando más y más a ese inframundo. 

Tenemos que mantener el paso firme y no mirar a través de la venda pase lo que pase. También; puede ser que escuchemos ruidos alrededor, como el crujir de las paredes, murmullos distantes u objetos que caen, pero igualmente debemos mantener la calma y no sentir miedo. 

La duración del viaje dependerá del tipo de persona que seamos y los pecados que hayamos cometido. La cantidad de maldad en nuestra alma nos hará más fácil o más difícil llegar a ese inframundo. 

El descenso será cada vez más prolongado, empezaremos a sentir cada vez más calor a nuestro alrededor. Además de un extraño olor muy desagradable. Debemos no hacer caso y seguir bajando. 

Cuando lleguemos al final de repente, escucharemos una profunda voz que nos preguntará: 

–¿Qué es lo que quieres?– 

Un ente misterioso se materializará ante nosotros para ofrecernos o hacer realidad cualquier cosa que deseemos. 

En ese momento, tenemos que mantenernos serenos, respirar hondo y pedir sin temor aquello que queramos. 

Una vez hecho esto, daremos la vuelta y subiremos todos los escalones hasta que no haya más, hasta que salgamos del inframundo, solo en ese momento podremos por fin quitarnos la venda y respirar tranquilos, porque el juego ha terminado. 

Si lo hemos hecho todo bien, se cumplirá aquello que hayamos pedido. Pero recuerda, tienes que seguir al pie de la letra todas estas instrucciones y no dejarse invadir por el pánico. Si no lo haces bien, si se caen o interrumpiste el ritual a la mitad, corres el peligro de quedarte encerrado en el inframundo para siempre. 

5 terroríficos rituales de invocación
El juego de la ventana

El siguiente ritual se trata del misterioso y escalofriante juego de la ventana. Su origen es incierto, no se sabe exactamente quien lo empezó o por qué, sólo que comenzó a circular entre los usuarios de un foro de la Deep Web y pronto se hizo popular en la comunidad. 

Hay cientos de testimonios de personas que cuentan como lo pusieron en práctica. A algunos de ellos les falta el final, ya que los jugadores desaparecieron de repente sin dar más señales. 

Nosotros no nos hemos atrevido a probarlo, a pesar de lo sencillo que parece, cualquiera puede intentarlo en su propia habitación por la noche, sólo se necesita una ventana que de al exterior y unas cortinas para taparla. 

Hemos dicho que se ha de hacer de noche, pero no en una cualquiera, tiene que ser la última del mes, eso es importante. 

Al llegar la media noche, debes ponerte de pie frente a tu ventana abierta de par en par. Al mirar hacia afuera, verás un panorama conocido, pero en completa oscuridad y quietud. 

Entonces, mentalmente tienes que invocar a una presencia, debes concentrarte con calma, tómate el tiempo que necesites e invitarla a venir, así llamarás su atención, una vez hecho esto, asegúrate de cerrar bien la ventana, no importa si hace mucho calor y corre las cortinas y como cada noche, acuéstate en la cama y apaga la luz, puede que el juego no funcione a la primera. 

De hecho, es lo normal, se necesita mucha concentración para invocar a esta presencia y los testimonios escritos cuentan que nunca suele dar resultado, por lo menos hasta el sexto intento. 

Otros tuvieron que esperar más, al décimo o décimo segundo. No quiere decir que no se esté haciendo bien. 

Si se sigue repitiendo cada última noche del mes acabará resultando. 

Sabrás que obtuviste éxito si al cabo de 30 minutos a una hora de haberse acostado comenzarás a escuchar unos ruidos en la ventana, como si alguien o algo estuviese golpeando con sus dedos en el cristal. 

Ahora es cuando comienza el verdadero juego. 

Ese espectro no debe saber bajo ningún concepto que estás despierto, se debe mantener completamente inmóviles como si estuvieses en un sueño profundo y con los ojos cerrados. 

Sobre todo nunca debes mirar que es lo que se encuentra al otro lado de la ventana, a escasos metros de ustedes. 

La presencia insistirá y seguirá golpeando cada vez con más fuerza, hasta el punto en que pienses que va a romper el cristal. 

No se pongan nerviosos, no va a pasar, tampoco hay que preocuparse por sus papás o cualquier otro en la casa que pueda oír los ruidos y asomarse, aunque sean verdaderos estruendos, solo el que hizo el ritual puede escucharlos. 

Puede que llegue un momento en el que los ruidos cesen de repente y todo quede en calma, no se fíen, ni se les ocurra mover un sólo dedo. Excelente; está jugando con ustedes tratando de averiguar si realmente estas dormido. 

A pesar de todo, es necesario mantenerse quieto, tampoco se queden dormidos, hay que aguantar en vela, pase lo que pase. 

Lo más seguro es que al cabo de unos instantes, los golpes vuelvan a sonar otra vez con más intensidad, atronando en sus oídos y si se tiene la mala suerte de despertar y girar para mirar sin querer, el juego habrá acabado para ustedes. 

Pero entonces, ¿cuál es el verdadero final? ¿Cuándo sabemos que por fin ha acabado todo? 

Sólo cuando amanezca y los primeros rayos de sol asomen por nuestra ventana, el ente ya se habrá ido y podemos levantarnos y volver a recuperar el aliento, pero hasta ese momento no podemos hacer nada. 

Ninguno de los que practicaron este juego y han sobrevivido para contar su experiencia, supieron explicar exactamente qué es lo que había al otro lado de su ventana acechándoles. 

Eso es algo que solamente conocen los que no pudieron resistirse y acabaron mirando. Aquellos que perdieron el juego y de los que nunca más se volvió a saber. 

El juego del ascensor, el de la escalera, el de la ventana… 

5 terroríficos rituales de invocación
Juego de las cartas

¿Creías haber visto todos los retos creepy en este artículo? Les hace falta uno nuevo que pondrá a prueba su entereza; el juego de las cartas

Este es uno de los rituales más sencillos que se conocen, pero no por ello menos peligroso. 

Como su propio nombre indica, para este juego solo necesitaremos una baraja de póquer, una vela y sal y seguir al pie de la letra las instrucciones. 

Hay dos puntos fundamentales que debes cumplir. Primero; nadie con menos de 10 años podrá participar, ya que misteriosamente no funciona y segundo; ser muy cuidadosos con las preguntas y mostrarse cordiales con los espíritus. Nunca sabes con quién puedes estar hablando. 

Una vez tengamos claros estos consejos, buscaremos una habitación oscura. A ser posible una en la que no entre ni una pizca de luz. 

A continuación, nos situaremos en el centro de la estancia y tomaremos la sal, con ella formaremos un círculo de buen tamaño, lo suficiente como para poder sentarnos dentro de el. 

Tras acomodarnos encenderemos la vela. Debemos mostrarnos serenos. Así será más fácil contactar con el más allá. Si hemos seguido estos pasos correctamente no debería haber ningún peligro para proseguir con el ritual, este será el momento de tomar las cartas

Tendremos que barajarlas lentamente, concentrándonos en establecer contacto. 

El siguiente paso es tomar el mazo y colocarlo frente a nosotros en el suelo, con las cartas boca abajo. Es posible que sintamos una presencia o tengamos la sensación de que algo o alguien nos observa. 

En ese momento formularemos la pregunta; ¿estás ahí? Si hemos seguido correctamente todos los pasos, una sensación fría nos recorrerá la espalda y sabremos que el juego ha empezado. 

Nos tomaremos unos segundos, para concentrarnos y sentir a nuestro alrededor y después levantaremos la primera carta del montón. Si la carta es de corazones, significa que la respuesta es afirmativa y que el ente ha hecho presencia en el juego. 

Si sale otra significará que no hemos tenido éxito con la invocación y tendremos que apagar la vela y volver a intentarlo. 

A continuación, podremos comenzar a preguntarle a la presencia lo que deseemos, pero debes recordar lo que les hemos dicho; es muy importante tener cuidado con lo que consultemos y sobretodo mantener las formas, no queremos enfadar a la presencia. 

Tras formular la pregunta en voz alta, elegiremos la siguiente carta del montón, que será la respuesta del espíritu. Si es de corazones significará si, si es de picas será un no. Por otro lado, una carta de diamantes equivaldrá a aún puede ser y una de trébol es un no sé por parte del ente. 

Si en un momento dado, todas las respuestas son de este tipo (trébol), será que no estamos siendo claros con las preguntas. 

Tras satisfacer nuestra curiosidad deberemos agradecer al espíritu por su presencia y a continuación apagar la vela, la sesión habrá acabado. Es muy importante no salir del círculo de sal antes de terminar el juego. 

Algunos dicen que si lo haces la presencia te acompañará por siempre. Para evitarlo nos aseguraremos siempre antes de despedirnos, de que nuestra última pregunta ha sido respondida. 

Parece un  ritual seguro y sencillo, pero por alguna extraña razón, muchos de sus participantes acaban adictos a el, siempre con ganas de preguntar más y más cosas. Este es el verdadero riesgo del juego de las cartas, cuantas más preguntas hagamos, el ente estará menos dispuesto a responder. 

Esto hace que cada vez se vuelva más difícil cerrar la sesión, aumentando el riesgo de quedar atrapados en el para siempre. 

Ya saben que nosotros nunca nos animamos a probar estos escalofriantes retos, pero si los haces, ten siempre mucho cuidado. Jugar con los espíritus puede ser una experiencia fascinante, pero podría no salir como uno espera. 

5 terroríficos rituales de invocación
El juego del ascensor

En este siguiente ritual nos vamos a poner un poco místicos y juguetones y les vamos a hablar del juego del ascensor

Un rito de origen coreano que sirve para trasladarse a una dimensión desconocida y contactar con los espíritus. 

Si eres de los que siempre han tenido ganas de explorar otras dimensiones, este es tu reto. A través de un simple procedimiento, podrías trasladarte a otro mundo completamente oscuro y espeluznante. 

Los requisitos para poder jugar son muy sencillos, sobre todo si vives en una ciudad, si vives en un pueblo la cosa se complica un poco y la razón es que necesitas estar en un edificio con ascensor que tenga mínimo 10 pisos. 

Es importante ir solo en el ascensor y es preferible hacer la prueba a la hora de poco tránsito en el edificio, para evitar que algún vecino llame al ascensor, ya que si ocurre esto, tendríamos que volver a empezar. 

Si se atreven a jugar, les recomendamos que vayas por lápiz y papel para apuntar, porque los pasos son un poco liosos. 

Lo primero que tenemos que hacer para intentar llegar a la otra dimensión es subirnos al ascensor en el primer piso, después debemos presionar el botón del cuarto piso. 

Una vez que el elevador llegue allí, tenemos que marcar el piso segundo para descender. Cuando lleguemos hasta la segunda planta presionamos el botón del sexto piso, esperamos y una vez en la sexta planta marcamos para volver al segundo piso. 

Cuando estemos allí marcamos el botón del piso 10 y cuando estemos en la décima planta presionamos el botón del quinto piso. 

Justo cuando estemos en el quinto, una mujer misteriosa puede entrar al elevador y tratar de atraerlos. 

De acuerdo con las reglas del juego, se la debe ignorar completamente. Es un espíritu que busca desorientar al jugador y llevarlo a una terrible dimensión. 

Ahora, tenemos que pulsar el botón 1. Si en este momento el ascensor decide llevarte por su cuenta al piso 10, prepárate, porque esto quiere decir que lo has hecho todo bien. 

Cuando las puertas del décimo piso se abran, puedes optar por bajarte del ascensor o permanecer dentro de el. 

Si eliges bajarte y la mujer entró al ascensor en el quinto piso, ella te preguntará ¿A dónde vas? NO respondas, no la mires. 

Sabrás si has llegado al otro mundo por una indicación y sólo una indicación, la única persona allí serás tu. Estarás en el mismo edificio, pero en una dimensión diferente. No todas las dimensiones son iguales, te puede tocar una dimensión tranquila pero también una altamente peligrosa. 

Todas las luces estarán apagadas y lo único que podrás ver desde las ventanas es una cruz roja en la distancia. 

Algunos dicen que los dispositivos electrónicos como teléfonos móviles o cámaras no funcionan en el otro mundo. 

Otros dicen que lo hacen. No está claro. 

Para regresar a la dimensión correcta, si permaneces en el ascensor, lo único que tienes que hacer es presionar el botón para el primer piso. 

Si no funciona sigue pulsando hasta que finalmente funcione. 

Cuando el ascensor llegue al primer piso, hay que salir tan pronto como se abran las puertas, sin mirar atrás, sin hablar. 

Si decidiste salir del ascensor en el décimo piso, tienes que repetir de nuevo exactamente la misma operación desde el mismo ascensor, sólo que al final en lugar de llevarte al piso diez, el ascensor te dejará en el piso uno. 

Parece sencillo ¿verdad? Lo malo es, que si ya te has cansado de explorar o el mal acecha y necesitas huir, como acabamos de decir, tienes que repetir los pasos, pero eso significa empezar desde el primer piso. 

Así que toca ir por las escaleras de la otra dimensión, bajando a pie los diez pisos para llegar. Ya se complica la cosa ¿No? 

Quienes han jugado a este ritual recomiendan no hacerlo bajo ningún concepto, ya que el miedo se apodera de ti y empiezas a desorientarte y los temores de no poder volver a tu propia dimensión se hacen intensos. Es importante mantenerse concentrado. 

Si recuerdas el artículo de Elisa Lam, una de las hipótesis de los extraños comportamientos y la desaparición, fue que ella estaba tratando de participar en este juego. 

¿Ustedes qué creen? ¿Se atreverían a ir a otra dimensión? ¿Se atreven a jugarlo? 

El último ritual se trata de un desafío paranormal que seguro les helará la sangre. 

5 terroríficos rituales de invocación
Juego del armario

Si les impresionó el juego de las cartas, el de la ventana o el de la escalera, prepárense para abrir una nueva puerta a lo desconocido con el juego del armario

Se trata también de un creepypasta aunque no lo parezca. Lleva muchos años circulando por la red, pero se desconoce su origen exacto. 

Apareció durante un tiempo en la wiki de creepypasta. Sin embargo la página fue misteriosamente eliminada en septiembre de 2015. 

Pero aunque no hayas oído hablar del ritual, seguro que conoces la siniestra entidad maligna a la que invoca. 

Se trata del monstruo del armario, una criatura o demonio que aparece en las culturas de todo el mundo. Conocido como el hombre del saco, el Cucuy o el jumbie en los países hispanos, es el mismo boogeyman que temen los niños estadounidenses o el terrorífico butzemann de Alemania. 

Cuando no permanece escondido en el ropero, está al acecho bajo la cama. Se alimenta de nuestro miedo y su objetivo es castigar a los que han sido traviesos, secuestrándolos para llevarlos a su oscuro reino. 

Lo que le da tanto poder a este ser es nuestro miedo natural a la oscuridad y a lo desconocido. Seguro que muchos pasaron alguna vez la noche en vela, comprobando si el armario está bien cerrado, atentos a todo lo que pasa a su alrededor. 

Este juego o desafío, como otros de los que les hemos hablado, no parece tener una finalidad o sentido. Como siempre les recomendamos que no los practiquen bajo ningún concepto. Aunque no estamos seguros de su eficacia. 

En todo caso, si deciden dar el paso, tengan en cuenta una advertencia muy importante. Será necesario que enciendan un fósforo dentro del armario. Así que asegúrense de que hay el suficiente espacio para no provocar un incendio y les recomendamos tener a la mano un extintor o un balde con agua por si acaso. 

¿Ya ves que el monstruo no es el único peligro para el que hay que estar preparados? 

Hay que llevarlo a cabo de noche, no puede haber luz de día y estar completamente a oscuras. 

Asegúrense de correr las cortinas y apagar todas las luces. 

También es recomendable desconectar los aparatos electrónicos para estar en un ambiente tranquilo y sin distracciones. 

Comprueba que estás completamente solo, que tienes la caja de fósforos contigo y abrir el armario. Entra dentro y cierras la puerta. Das la vuelta para quedar de espaldas a la pared del fondo y permanecer quietos y en total silencio durante unos dos minutos. 

Ahora toma uno de los fósforos y sostenlo frente a ti con total serenidad, recitas en alto el conjuro; muéstrame la luz o déjame en la oscuridad. 

Esperas pacientemente en silencio y escucha a tu alrededor con mucha atención. 

Si de pronto empiezas a oír susurros inexplicables, enciendes el fósforo inmediatamente. Es importante que lo hagas a tiempo para permanecer a salvo. Si tardas demasiado o no consigues encenderlo, la entidad te agarrará por la espalda y arrastrará hacia una caída eterna en su reino de oscuridad. 

Asegúrense también de no quedar a oscuras y encender otro si se apaga. 

Si por el contrario no escuchas nada, es crucial también que no se den la vuelta, podrías estar en peligro igualmente. Debes esperar un poco más en la oscuridad, muy quietos y en silencio, hasta comprobar que estás a salvo. 

Tanto si escuchaste los susurros como si no, entonces; llegaste al final del juego y es el momento de que salgas del armario cuidadosamente y cierras la puerta. 

Bajo ningún concepto se den la vuelta, ni miren dentro de el (armario), y enciendan inmediatamente la luz. 

De hecho, tras este ritual, tu armario nunca volverá a ser el mismo. Les aconsejamos que no vuelvan a mirar dentro sin tener antes todas las luces encendidas y estar rodeado de absoluta claridad, podrías haber invocado a un ente oscuro que permanecerá allí en el futuro. 

Muchos de los que llevaron a cabo el juego o ritual dicen que después han percibido actividad extraña en su armario y procuran tenerlo siempre cerrado. 

Los que si han dejado la puerta abierta de noche, aseguran haber visto dentro dos puntos de luz rojos que brillan en la oscuridad, como los ojos de un demonio acechando. 
Creepypasta 7597148170814412980

Publicar un comentario

Se pueden publicar vídeos o imágenes con el siguiente formato: [img]enlacedesuimagen[/img] o [video]enlacedeyoutubeovimeo[/video]

emo-but-icon

Página Principal item

Publicaciones al azar

Seguir en Blogger

Archivo del Blog