Cargando...

Creo que me he contagiado de Coronavirus

Creo que me he contagiado de Coronavirus
Pandemia del coronavirus.

Me llamo Blas y tengo 14 años. Soy un apasionado del baloncesto, justo hace poco me eligieron para jugar con la selección de mi país. 

El deporte ocupa gran parte de mi tiempo libre y más ahora que tengo que entrenar más veces por semana. 

Tenía un poco de miedo por si no me integraba con el nuevo equipo, pero todo fue genial, son todos súper majos y además; la mayoría estábamos tan felices de que nos seleccionaran, que todo era alegría. 

Hace prácticamente un mes que no paran de salir en la tele noticias sobre el Coronavirus. Al principio no le di mucha importancia, lo veía bastante lejano. 

Pero; retuve la información y cada vez que veía algo al respecto me interesaba un poco más. Soy bastante hipocondríaco y eso a veces, me juega malas pasadas. 

Mi hermano Juan, lo sabe y se aprovechó de eso. 

Una tarde, estábamos en casa y justo, llegó un paquete que habíamos pedido a una compañía china

Estábamos viendo la tele en el salón y salimos corriendo para abrirlo, eran unos videojuegos nuevos y teníamos muchas ganas de probarlos. 

Cuando ya tenía el paquete en mis manos, Juan se puso a gritar. 

–Oh Dios mío, seguro que vas a coger el Coronavirus, ¡viene de China!–  

Me puse pálido, mi hermano se reía, pero yo realmente me preocupé. Corrí a lavarme las manos y a desinfectarlo todo. 

Estuve preocupado el resto de la tarde, pero después de hablarlo con mi madre y que Juan me pidiese disculpas, me quedé más tranquilo. 

Al día siguiente, fui a entrenar como siempre muy contento. Nos mandaron hacer ejercicios por parejas. Me tocó con Mao, un compañero de origen chino

Esto no me había gustado nada, no soy racista pero me estaba agobiando mucho que pudiese ser portador del virus

Hice los ejercicios y justo cuando íbamos a acabar estornudó tan fuerte que llegó a salpicarme. Le grité muchísimo y me fui corriendo al baño. 

Por suerte, cuando salí; el entrenamiento ya había acabado, Mao y los demás me miraban confundidos por mis gritos. Los ignoré y salí del pabellón. 

Al llegar a casa, corrí a mi habitación. No quería ver a nadie, todos me iban a tratar de loco, pero yo estaba seguro de que me había contagiado. Me puse a pensar y a imaginarme qué pasaría si enfermara. 
Decidí escribir una carta explicando a quién dejaría mis cosas si me pasaba algo. 
 
Esa noche, me encontré fatal, tenía como sensación de fiebre y no paraba de toser

Apenas dormí, cuando me levanté, estaba convencido de que me quedaban dos o tres días de vida. Definitivamente; se había acabado mi sueño de ser un reconocido jugador de baloncesto

Fui a la cocina, y le dije a mi madre que teníamos que hablar. Le di la carta y le expliqué que iba a morirme, que había contraído Coronavirus y ya no había vuelta atrás. Mi madre se quedó perpleja. Me preguntó por qué decía eso y le expliqué que mi compañero Mao me había contagiado. 

'Sus carcajadas se escucharon en todo el edificio'. Cuando terminó de reírse me dijo que Mao era adoptado, había llegado a España hace trece años y desde entonces no había tenido ningún tipo de contacto con China

De repente dejé de sentirme mal, ya ni sensación de fiebre tenía

Me explicó además, que mi actitud había sido muy racista y que me había portado fatal, tendría que disculparme

Había hecho el ridículo y encima, todos mis compañeros habían visto mi reacción. 

¿Qué iban a pensar de mi? 

Tuve que tragarme el orgullo e irle a pedir disculpas delante de todos y al lado de mamá. 

¿Tienes una historia que contar al estilo Silvia Pinal

Envíala al correo electrónico de este blog personal. 
Historias 1310178199263106762

Publicar un comentario

Se pueden publicar vídeos o imágenes con el siguiente formato: [img]enlacedesuimagen[/img] o [video]enlacedeyoutubeovimeo[/video]

emo-but-icon

Página Principal item

Publicaciones al azar

Seguir en Blogger

Archivo del Blog