Cargando...

El faraón Tutankamón

El faraón Tutankamón
El faraón Tutankamón.

Tutankamón fue un joven faraón perteneciente a la XVIII (decimoctava) dinastía egipcia, que reinó de 1336/5 a 1327/5 a.C. Nació alrededor del año 1341 aC. en el antiguo Egipto.

Tutankamón llevó el nombre de Tutankatón, “imagen viva de Atón”, en honor al dios solar hasta que llegó al trono. Después de subir al trono, cambió su nombre a Tutankamón, que significa "imagen viva de Amón".

Akenatón, predecesor de Tutankamón, gobernó en una época convulsa. Durante su reinado se centró en la transición religiosa, descuidando los asuntos domésticos y extranjeros, incluso cambió la capital de Tebas a Amarna, rompiendo con tradiciones milenarias.

Emprendió una reforma religiosa que estableció con carácter casi monoteísta el culto a Atón, dios del Sol.

Como el antiguo faraón no tenía hijos varones, sus yernos serían sus herederos. Tutankamón se convirtió en esposo de una de las hijas del faraón Akenatón cuando solo tenía diez años.

Aunque también se baraja la posibilidad de que fuese hijo del propio Akenatón, pero no de su esposa Nefertiti, sino de alguna de sus hermanas.

Tras el fallecimiento de Akenatón llegó el reinado de Tutankamón, que se basó en el restablecimiento del orden tradicional del Egipto faraónico. Regentó durante un período muy confuso y complicado en la historia de Egipto.

Bajo la influencia de los sacerdotes y generales conservadores, el jovencísimo faraón, tres años después de convertirse en faraón, restableció el culto tradicional y el poderío de los sacerdotes de Amón, muy debilitado en el reinado anterior y devolvió la capital a Tebas.

Llamado el faraón niño por la temprana edad en que asumió el trono, Tutankamón murió cuando sólo contaba 18 años o 19 años y llevaba ocho o nueve años de reinado, probablemente en un motín palaciego, la causa de la muerte del joven faraón sigue siendo uno de los grandes misterios de la historia del Antiguo Egipto y todavía se sigue investigando.

Tras su fallecimiento, Tutankamón fue sucedido por Ay, que se casó con la viuda del rey. El reinado de Tutankamón pasó sin pena ni gloria a lo largo de la historia.

La fama de Tutankamón llegó siglos después, concretamente en el siglo XX, cuando su tumba fue encontrada intacta y sin saquear por el equipo del célebre arqueólogo británico Howard Carter en el Valle de los Reyes, en el año 1922. Tumba [KV62]

En comparación con las de otros faraones, la tumba de Tutankamón es modesta y de proporciones pequeñas, posiblemente debido a la repentina muerte, aun así estaba llena de tesoros arqueológicos.

El objeto más fascinante encontrado en el sepulcro del rey era el sarcófago de piedra que contenía tres ataúdes, uno dentro del otro, con un ataúd final hecho de oro.

Cuando lo abrieron, la momia real del Faraón fue revelada, preservada por más de 3.000 años.

El misterio de la conocida "Maldición del Faraón", ha rodeado a Tutankamón desde el descubrimiento de su tumba. La maldición dice que la mala suerte rodeará a quienes profanen el sarcófago del faraón.

Lord Carnarvon, mecenas de Howard Carter y uno de los primeros en entrar a la tumba, murió poco después debido a una infección de una picadura de mosquito. Tras su muerte se sucedieron más enigmáticos fallecimientos vinculados con el hallazgo.

Los periódicos de la época fueron los encargados de difundir la supuesta maldición faraónica, que todavía llega a nuestros días a través de libros, series y películas.

El descubrimiento de la tumba de Tutankamón fue uno de los grandes hitos de la arqueología y el más mediático. 3000 años después, su misteriosa muerte todavía preocupa a los investigadores actuales.

El joven Faraón no dejaría marcado el Egipto de su época pero si nuestra historia.


Bibliografía

Leyendas 3547377768263018474

Publicar un comentario

Se pueden publicar vídeos o imágenes con el siguiente formato: [img]enlacedesuimagen[/img] o [video]enlacedeyoutubeovimeo[/video]

emo-but-icon

Página Principal item

Publicaciones al azar

Seguir en Blogger